top of page

De Madre a Hijo

2 Timoteo 1:3-5

"3 Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 4 deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también."

Introducción


El pasaje nos indica el rol de una madre: Eunice, y una abuela: Loida, en la vida de Timoteo. El hogar guiado únicamente por una madre es cada vez más común en la sociedad de nuestros tiempos. La Biblia enseña la bendición de un hogar donde existen padre, madre e hijos que caminan en el plan de Dios. Pero la madre es muy importante en la vida de un hijo, le imparte formación.


Proverbios 29:15

"La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre."

Los hijos que crecen deber bendecir a sus madres por el trabajo que ellas hacen por ellos.


Proverbios 23:22

"Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies."

El hecho de que existan hogares ausentes de padre no limita lo que Dios puede hacer cuando existen madres temerosas de Dios.


I. UNA MADRE CRÍA A TRAVÉS DE UNA FE SINCERA


2 Timoteo 1:5

"Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también."

Una madre cría a sus hijos inculcándoles una fe auténtica y sincera, basada en una relación genuina con Dios. Esta fe se transmite de generación en generación, como en el caso de Timoteo, cuya abuela y madre le enseñaron y vivieron una fe verdadera que también él demostraba. Esto resalta la importancia de que las madres sean modelos de fe para sus hijos, guiándolos en el camino espiritual y fortaleciendo su relación con Dios


II. UNA MADRE CRÍA A TRAVÉS DE LA PALABRA DE DIOS


2 Timoteo 2:14-15

"Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús."

Una madre cría a sus hijos a través de la enseñanza y aplicación de la Palabra de Dios en sus vidas. En este pasaje, se destaca la importancia de persistir en el conocimiento de las Escrituras, que desde la infancia han sido enseñadas y transmitidas. La Palabra de Dios es una fuente de sabiduría y guía para la salvación a través de la fe en Cristo Jesús. Por lo tanto, las madres que enseñan y modelan la verdad bíblica están preparando a sus hijos para vivir una vida en conformidad con los principios divinos y experimentar la plenitud de la salvación en Cristo.


III. UNA MADRE CRÍA A TRAVÉS DEL BUEN TESTIMONIO


Hechos 16:1-2

"Después llegó a Derbe y a Listra; y he aquí, había allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego; y daban buen testimonio de él los hermanos que estaban en Listra y en Iconio."

Una madre cría a sus hijos a través de su propio testimonio de fe y conducta. En el pasaje de Hechos 16:1-2, se menciona a Timoteo, cuya madre era una mujer judía creyente. Su madre, a través de su vida de fe y devoción a Dios, dejó un impacto positivo en la comunidad cristiana, ya que los hermanos en Listra y en Iconio daban un buen testimonio de Timoteo. Esto resalta la influencia significativa que una madre puede tener en la vida espiritual y moral de sus hijos, al ser un ejemplo vivo de los valores y principios cristianos que enseña. El testimonio de una madre fiel puede inspirar y guiar a sus hijos en su propio camino de fe.


Conclusión


Ser una madre que cría con amor y fe genuina es un regalo de Dios y una bendición para la familia. A través de su ejemplo de vida y su testimonio personal, las madres cristianas tienen el poder de influir en la fe y el carácter de sus hijos. Dios nos llama a educar a nuestros hijos en una fe sincera, fundamentada en la Palabra de Dios, y a ser un testimonio viviente de Su amor y gracia en cada aspecto de nuestras vidas. Que cada madre pueda encontrar fortaleza en Dios para guiar a sus hijos con sabiduría y amor, confiando en que Él les dará la dirección y la protección necesarias en este importante rol de crianza.


Escrito por el Dr. Javier Chavez en el año 2022


Comments


bottom of page